Ayuntamiento de Torralba de Caltrava Tlf: 926 810 181

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

A lo largo del mes de mayo, Torralba de Calatrava celebra sus romerías.

El sábado 7 de mayo comenzaron los festejos en honor a la Virgen de la Blanca. Decenas de peregrinos acompañaron a la Virgen en su traslado, en un carro tirado por una mula, desde la residencia de ancianos, ubicada en la población, hasta el anejo de Campomojado. A la llegada de la Virgen hubo migas y gachas para los asistentes y por la noche un concierto de música rock. La misa del domingo por la mañana fue pasada por agua, por lo que hubo que habilitar un porche para su celebración. También, por motivo de la lluvia, se suspendió la actuación de la cantante Laura García-Villaraco, prevista para la noche del domingo.

El fin de semana siguiente, centenares de Torralbeños asistieron masivamente a la romería de San Isidro, para disfrutar de un día de comida en el campo.
Los actos en honor a San Isidro Labrador habían comenzado días antes, con la elaboración de las tradicionales rosquillas del Santo.

El sábado, en la víspera, tuvo lugar una limonada para los miembros de la hermandad y el público en general, rematada con una verbena popular en el paseo del Cristo, que fue amenizada por la banda de música local y en la que se obsequió con la bebida típica de esta celebración denominada “paloma”.

La mañana del domingo, como es costumbre, la imagen del santo fue trasladada en procesión, acompañada por un desfile de carrozas con referencias a temas agrícolas, desde la ermita del Santísimo Cristo del Consuelo hasta la pequeña ermita situada en la Pradera de San Isidro. Una vez allí, se ofició la misa al patrón de los agricultores.

Acto seguido se celebró un baile popular, amenizado por la banda de música local y más tarde, tuvo lugar una carrera de cintas a caballo con la colaboración de la peña ecuestre “La Espuela”.

A lo largo de toda la jornada del domingo, la Pradera de San Isidro se convirtió en un enjambre donde toda la población convive con gran armonía, como viene siendo habitual desde que en 1948 comenzó a celebrarse esta romería, a instancias de un grupo de torralbeños.

La alcaldesa María Antonia Álvaro, que asistió a la romería acompañada de su equipo de gobierno, destacó el ambiente alegre y festivo de esta celebración tan arraigada dentro del calendario festivo-religioso de Torralba de Calatrava.

0
0
0
s2sdefault